Cómo organizar las finanzas personales [19 consejos]

Cómo organizar las finanzas personales

Jose Luis Monge

Estudioso y dedicado a temas como ganar dinero, ahorro, finanzas personales, inversión, ingresos pasivos y Libertad Financiera. Ayudo a otras personas a mejorar su relación con el dinero.

24 abril 2021

Organizar las finanzas personales es una tarea que no es excesivamente complicada, pero si requiere de cierta dedicación y constancia.

Si quieres vivir con tranquilidad y sin sobresaltos tienes que dedicar algo de tiempo a gestionar tus finanzas personales, o a mejorarlas si es que ya comenzaste en algún momento con su administración.

Como te digo, gestionar las finanzas personales de forma correcta no es tarea difícil, cualquiera que se lo proponga puede y debe hacerlo sin problemas, pero para ello hay que tener en cuenta una serie de cuestiones importantes que te voy a comentar.

En este artículo puedes aprender sobre finanzas personales, ya que con su lectura sabrás qué son, para qué sirven, cómo gestionar y organizar las finanzas personales, los errores más comunes al administrarlas, y consejos para mejorar las finanzas personales.

Bueno, lo mejor es que no me entretenga más y entremos ya en materia. Vamos con ello.

 

Contenidos del artículo

Qué son las finanzas personales

 

Las finanzas personales son la gestión y administración que una persona realiza del dinero y los bienes que ingresa o posee. Esta gestión puede ser tanto a nivel personal como de una familia.

Es decir, las finanzas personales consisten en llevar el máximo control sobre todos los ingresos y los gastos o deudas de un individuo o de una familia.

Una buena gestión permite ahorrar y utilizar las diversas formas de inversión para hacer crecer tu dinero y patrimonio.

Para bien, la administración de las finanzas personales debe incluir el planteamiento de objetivos financieros a conseguir en la vida, tanto a corto plazo, como a medio y largo plazo. Para poder cumplirlos debes organizar tus finanzas personales de forma adecuada.

 

Para qué sirven las finanzas personales

 

Lo primero que te va a proporcionar una correcta y exitosa administración de tus finanzas personales es mucha tranquilidad, vivir la vida sin sobresaltos y sin preocupaciones sobre si tendrás dinero en el momento que te surja uno o varios gastos imprevistos.

Si te preocupas por organizar las finanzas personales de forma correcta, nada te pillará por sorpresa porque contarás en todo momento con el dinero necesario para hacer frente a gastos inesperados.

Como ya te he comentado, en el manejo de tus finanzas personales debes incluir el planteamiento de unos objetivos financieros a corto, medio y largo plazo, que conseguirás alcanzar también al organizar tus finanzas personales correctamente.

Además, al gestionar bien las finanzas personales conseguirás ahorrar dinero, y este ahorro puede verse multiplicado si utilizas las formas adecuadas de invertir dinero, con lo que con el tiempo conseguirás hacerte con un buen patrimonio.

Con una correcta administración de tus finanzas personales puedes conseguir objetivos tan importantes como tener ingresos para el momento de la jubilación, que aunque la vemos lejos en ocasiones, siempre termina por llegar.

 

Cómo gestionar y organizar las finanzas personales

 

Cómo gestionar y organizar las finanzas personalesPara gestionar y organizar las finanzas personales de forma correcta es importante seguir una serie de pasos que vas a conocer a continuación.

Pero antes quiero recordarte que una buena administración de tus finanzas personales te hará vivir con tranquilidad, sin sobresaltos, pero además te permitirá ahorrar e invertir, lo que te puede llevar a alcanzar cierta libertad financiera, o incluso una total independencia financiera.

Si planificas tus finanzas personales siguiendo los pasos que vas a conocer a continuación, verás poco a poco los grandes beneficios que proporciona una correcta administración de las finanzas personales.

Vamos a conocer ya cuáles son los pasos a seguir para gestionar y organizar las finanzas personales correctamente, y así poder gozar de una economía personal y/o doméstica saludable.

 

Determina cuál es tu situación financiera de partida (1º)

 

Para empezar a organizar tus finanzas personales debes partir de la elaboración de un balance de tu situación económica.

En este balance tienes que incluir cuáles son todos tus activos, o sea todas tus propiedades, ahorros y dinero, y cuáles son tus pasivos, incluyendo en éstos todas las deudas y pagos a los que tengas que hacer frente.

De esta forma serás consciente de que aspectos de tus finanzas personales estás descuidando y cuáles no.

Con este paso cumplido tendrás una visión más o menos clara de en qué situación financiera te encuentras, y será el inicio de la mejora de tus finanzas personales, que se completará con la consecución de los pasos restantes.

 

Establece tus objetivos financieros y elabora un presupuesto (2º)

 

Una buena administración de las finanzas personales debe incluir el establecimiento de unos objetivos financieros que quieras alcanzar a corto, medio y largo plazo. Algunos de estos objetivos pueden surgir como consecuencia de haber completado el paso anterior.

Mejor si los objetivos financieros quedan plasmados por escrito, y pueden ser por ejemplo recuperarte del impacto financiero de los 3 últimos meses, o buscar alguna otra forma de obtener ingresos extra para sumar a los que ya percibas.

Para completar este paso y conseguir tus objetivos financieros debes elaborar un  presupuesto. Es recomendable que lo hagas por escrito o de alguna forma en la que quede reflejado y puedas consultar en cualquier momento.

Este presupuesto tendrá en cuenta la previsión de todos los gastos fijos agrupados en categorías, como hipoteca, luz, agua, teléfono, seguros, comida, farmacia, vestuario, coche, transporte, ocio, la cuota de los préstamos, etc.

Una correcta elaboración del presupuesto debe incluir una categoría de gastos extras que no sean mensuales, y debe tener en cuenta el factor riesgo, siendo conscientes de la posible aparición de gastos imprevistos.

Dicen los expertos que un buen presupuesto debe contemplar todos los gastos e ingresos para cada uno de los 12 meses del año.

Sin un presupuesto es imposible que controles tus gastos, por tanto su elaboración y seguimiento es imprescindible para conseguir las metas financieras que te hayas fijado.

 

Elimina tus deudas lo antes posible (3º)

 

Si no tienes deudas es una noticia fantástica, pero la realidad es que la mayoría de personas tienen alguna, como por ejemplo la hipoteca, el préstamo para comprar un coche, la cuota de la tarjeta de crédito o incluso el préstamo solicitado para pagar unas lujosas vacaciones.

La costumbre de comprar a base de créditos y/o préstamos termina ocasionando deudas enormes por culpa de los intereses, y se convierten en un gran lastre para el buen funcionamiento de las finanzas personales o familiares.

Si ya tienes deudas, esfuérzate por pagarlas lo antes posible para conseguir al eliminarlas tener plena capacidad de decisión financiera, que se ve limitada mientras tengas deudas pendientes.

Empieza por eliminar las que tengan una menor cuota primero, las que tengan mayor tasa de interés, o las que te produzcan una mayor tensión sicológica, tu decides cuáles atacar primero, pero lo importante es que lo hagas cuanto antes.

En cualquier caso, el total de tus deudas no debería superar nunca el 30% de tus ingresos.

 

Márcate objetivos de ahorro (4º)

 

Es muy importante para tus finanzas personales que logres ahorrar algo cada mes. No es necesario que empieces con cantidades demasiado elevadas, ni de que te prives de todo, pero si es importante que comiences aunque sea con una pequeña cantidad al mes.

Lo importante es que cojas el hábito de ahorrar dinero, y que poco a poco vayas incrementando la cantidad mensual destinada al ahorro hasta alcanzar como mínimo el 20% de tus ingresos mensuales.

Los objetivos de ahorro deben ser ambiciosos pero al mismo tiempo realistas y alcanzables, si “aprietas el cinturón” demasiado fuerte seguro que abandonas antes de tiempo.

Objetivos de ahorro pueden ser por ejemplo, reunir dinero para la compra de un coche, tener dinero para comprar en rebajas o para pagar unas buenas vacaciones.

Guarda tus ahorros en una cuenta corriente a parte, y es importante que te esfuerces primero en conseguir un colchón de seguridad equivalente a 6 meses, o mejor 1 año  de tus ingresos, para hacer frente a imprevistos.

Imprevistos pueden ser, por ejemplo, una pandemia como la sufrida por el COVID-19 en 2020, que ocasionó la pérdida de ingresos a un gran número de personas, perder el trabajo de forma inesperada por cualquier otra causa, o una avería del coche.

Para conseguir ahorrar tendrás que eliminar gastos y caprichos innecesarios, y aquellos que te aportan poco o nada y/o que no afectan positivamente en tu felicidad, salud o bienestar.

El ahorro no consiste solo en guardar lo que te sobra al final del mes, así no se suelen conseguir buenos resultados, a veces requiere de ciertos sacrificios.

El artículo Cómo ahorrar dinero es una guía dónde encontrarás trucos, ideas y consejos para lograr este fin.

 

Plantéate invertir para multiplicar tu dinero (5º)

 

Para que la administración de las finanzas personales no se quede incompleta, es recomendable invertir todo o parte del dinero ahorrado.

Eso sí, la decisión final sobre si invertir o no, es tuya y muy personal. Debes tener siempre claro que toda inversión va acompañada de un riesgo a perder parte o todo tu dinero.

Esto es así, y quien te diga lo contrario no te está diciendo la verdad, a mayores posibles ganancias mayor es el riesgo soportado.

Por eso es importante que te eduques en este tema para que tengas claro dónde invertir dinero con el menor riesgo posible para ti y tus ahorros.

Invertir bien es importante para evitar que la inflación devore tus ahorros con el paso del tiempo. Ésta hace que cada 25 años más o menos se multiplique por dos el precio de las cosas. Por tanto si no se invierte bien, cada año el dinero ahorrado va perdiendo valor.

También es importante porque invirtiendo harás que tu dinero trabaje para ti, obteniendo así ingresos pasivos por tus inversiones. Además con el paso del tiempo, unido al efecto del interés compuesto, multiplicarás tu dinero de forma exponencial pudiendo alcanzar cierta o plena libertad financiera.

En definitiva, invertir bien tu dinero es uno de los pilares más importantes de las finanzas personales.

 

Realiza un control periódico de tus finanzas personales (6º)

 

No se trata de que te obsesiones con el estado de tus finanzas personales, no tampoco de que no te preocupes en absoluto de ellas, en el punto medio de estos dos extremos se encuentra la virtud.

Es decir, las finanzas personales requieren un control periódico con el que seas capaz de comprobar si se están cumpliendo los objetivos financieros que te marcaste, así como para llevar a cabo las acciones necesarias para corregir aquellas variaciones que se produzcan en la planificación financiera que hubieses realizado inicialmente.

 

Consejos para mejorar las finanzas personales

 

Consejos para mejorar las finanzas personalesVamos ahora con unos consejos que te servirán para mantener en orden tus finanzas personales.

Léelos con atención ya que, si los tienes en cuenta, el impacto al organizar tus finanzas personales será muy positivo.

Estoy convencido de que te van a ayudar a planificar tus finanzas personales y a tu crecimiento financiero a largo plazo.

 

Reduce y controla tus gastos (1)

 

Es importante que trates de reducir tus gastos innecesarios porque este hecho te permitirá ahorrar. Si lo analizas casi seguro que encuentras gastos que podrías pasar perfectamente sin realizarlos.

En muchas ocasiones se tiene la impresión de que no se gana lo suficiente para ahorrar, pero en un número elevado de casos la realidad es que no se consigue este objetivo por una mala organización financiera.

No se trata de vivir en la miseria, pero tampoco de querer vivir como una persona rica sin serlo.

Además debes realizar un control de tus gastos de forma mensual o semanal, como quieras, lo importante es que lo realices. Tienes que realizarlo teniendo en cuenta cuales son los objetivos financieros que te marcaste en su momento, y de acuerdo a tu presupuesto, que como hemos visto antes deberías haber elaborado.

Compara los gastos de una semana o mes con los de la semana o mes anterior. De esta forma podrás decidir en qué puedes mejorar o que tienes que corregir.

Para administrar tu dinero puedes ayudarte con apps de finanzas personales y ahorro como Fintonic, Monefy, Goin o similares.

 

Realiza tus pagos de forma automática (2)

 

Para realizar tus pagos a tiempo y no generar intereses o cargos extra, automatiza todos los pagos que puedas. Usa transferencias automáticas o domicilia recibos para pagar siempre a tiempo.

Con la automatización de tus finanzas finiquitarás una importante fuente de preocupaciones.

 

Adquiere conocimientos sobre educación financiera (3)

 

Dedicar tiempo al control de tu economía personal o familiar es imprescindible para que todo funcione bien. Tan importante como esto es que vayas adquiriendo todos los conocimientos que puedas sobre educación financiera y finanzas personales.

Edúcate y fórmate sobre este tema, pues cuanto mayores sean tus conocimientos mejores decisiones podrás tomar al organizar tus finanzas personales.

Puedes empezar por leer libros o blogs de educación financiera y finanzas personales, como los que puedes encontrar enumerados en los artículos de SamuraiFinanciero.com o de GestionPasiva.com

 

Crea tu colchón de seguridad (4)

 

Para administrar tus finanzas personales de forma correcta debes tener siempre un colchón de seguridad equivalente a 6 o 12 meses de tus gastos mensuales. La estabilidad del trabajo de cada persona determina el grosor de este colchón.

Es el primer propósito que tienes que hacerte cuando comienzas a ahorrar, y sobre todo antes de empezar a invertir.

Tener esta cantidad de dinero de reserva te va a permitir hacer frente a gastos imprevistos sin tener que endeudarte para ello, con el lastre para las finanzas personales que ya sabemos que supondrían los intereses de cualquier préstamo o crédito.

Si gastas dinero de este colchón debes reponer la cantidad empleada lo antes posible, y debe tener máxima liquidez para no perder dinero en caso de tener que emplear rápidamente parte o todo en algún gasto inesperado. En una cuenta corriente estaría bien guardado, si encima es remunerada pues mucho mejor.

 

Planifica para qué vas a emplear tu dinero (5)

 

Ganar dinero solo para ahorrarlo no forma parte del funcionamiento normal de nuestro cerebro. Es difícil ganarlo y ahorrarlo si no visualizas previamente a qué vas a dedicar ese dinero.

Plantéate y haz una lista de las cosas que quieres conseguir en el futuro, así será más fácil que ganes y ahorres las cantidades necesarias para ello.

Las metas deben ser asequibles, porque si son muy exigentes corres el riesgo de abandonar a medio camino.

 

Gasta menos de lo que ganas (6)

 

Aunque parece lógico, hay muchas personas que no cumplen con este consejo. Debido a una mala planificación de sus finanzas personales, terminan gastando todo o incluso más de lo que ganan la mayoría de los meses.

Esto tiene 2 consecuencias muy negativas. Por un lado, no vas a conseguir ahorrar, ni podrás crear tu colchón de seguridad ni invertir para multiplicar tu dinero nunca. Y si encima gastas más de lo que ganas, tu endeudamiento será cada vez mayor,  lo que será un lastre para tus finanzas personales e incluso para tu estado anímico y mental.

 

Diversifica tus inversiones (7)

 

Tan importante es invertir para tus finanzas personales como diversificar tus inversiones. No inviertas todo tu dinero en la misma forma de inversión.

Reparte tu dinero entre distintas formas de inversión o utiliza alguna que realice por si misma una diversificación del dinero que inviertes, como es el caso de los robo advisors.

Recuerda siempre “no poner todos los huevos en la misma cesta”. La diversificación hará que disminuya tu riesgo de inversión en el largo plazo.

 

Realiza inversiones simples y de bajo coste (8)

 

Cualquier inversión ya lleva siempre consigo un riesgo, por lo tanto no te compliques invirtiendo en sistemas o inversiones con las que puedes multiplicar tu dinero de forma rápida que suponen asumir un altísimo riesgo. De elegir estas últimas seguramente solo conseguirás perder tu dinero.

Cuando una persona no conoce el tema de las inversiones cuando se habla de invertir piensa primero en este tipo de inversiones, con lo que si es una persona prudente solo sentirá rechazo a la posibilidad de invertir.

Créeme, lo bueno para ti y para casi cualquiera es que las formas de inversión que elijas sean aburridas, monótonas, sin ningún tipo de sobresaltos, y además con comisiones muy bajas.

Una forma de inversión que reúne estas y otras características, como una alta diversificación, son los fondos de inversión, y en concreto lo indexados han dado muy buenos resultados a largo plazo.

Pero ten en cuenta que no me refiero a los que comercializan los bancos, ya que no son una buena opción por sus bajas rentabilidades y sus altas comisiones, me refiero a que te ocupes de tus fondos tú personalmente.

De nuevo tengo que nombrar los robo advisors porque sus carteras están formadas por estos fondos de inversión indexados en su mayoría.

En mi opinión los robo advisors son la mejor forma de inversión, ya que sus comisiones son muy bajas y se ocupan de todo, tú no te tienes que preocupar nada más que de realizar tus aportaciones periódicas, acción esta última que también se puede automatizar.

 

Invierte solo el dinero que te puedas permitir perder (9)

 

No olvides esto que te voy a decir, no inviertas nunca el dinero que necesitas para vivir. Primero crea tu colchón de seguridad y con lo que sobre decides lo que quieres invertir.

Tampoco se te ocurra invertir con dinero que no tienes, es decir, no pidas un préstamo o crédito para invertir, y mucho menos si se trata de operaciones del alto riesgo como las criptomonedas.

Si se hace bien, sí que podría ser recomendable pedir una hipoteca para comprar un piso y dedicarlo a sacarle una rentabilidad por alquiler. Pero es el único caso en que sería razonable endeudarse para invertir.

 

No tengas solo una fuente de ingresos (10)

 

Personas que ahora tienen grandes fortunas han conseguido aumentar su patrimonio de manera exponencial gracias a tener más de una fuente de ingresos.

Busca fuentes de ingresos a las que puedas adaptarte bien y trata por todos los medios de tener más de una, esto dará un tremendo impulso a tus finanzas personales.

En el artículo Cómo ganar dinero puedes encontrar más de 100 formas, igual alguna de ellas no la conocías y se adapta bien a ti, o igual lo que necesitas es alguno de los numerosos ingresos pasivos existentes que te pueden ayudar además a alcanzar la libertad financiera.

 

Separa tus gastos (11)

 

Para perfeccionar la organización de tus finanzas personales y tener un mayor control de tus gastos, sepáralos en cuentas bancarias distintas.

La primera dedícala a tus gastos fijos como hipoteca, luz, agua, seguros, etc. La segunda para los gastos personales como todas las compras que realices, los gastos en ocio y similares.

Todo lo que vayas ahorrando guárdalo en una tercera cuenta independiente de las 2 primeras, y si puede ser sin tarjeta asociada.

Por último, tu colchón de seguridad puede estar en la cuenta de los gastos fijos, aunque estaría mucho mejor guardado en una cuarta cuenta independiente.

 

Ahorra el máximo posible de tus ingresos (12)

 

Ahorrar un 20% de los ingresos mensuales sería lo recomendable para la mayoría de las personas, pero no te conformes con eso y trata de ahorrar la máxima cantidad posible de tus ingresos.

Cuanto mayor sea la cantidad ahorrada, mayor será lo que puedes dedicar a invertir, con lo que, si se hace de forma correcta, podrás multiplicar tu dinero y aumentar tu patrimonio de forma mucho más rápida.

 

Revisa tus cuentas bancarias a diario (13)

 

Para comprobar que todo está en orden, revisa tus cuentas bancarias cada día. Así si te han hecho algún cargo que no te corresponde puedes actuar rápido y ponerte en contacto con tu banco para que solucionen el asunto.

Tampoco te obsesiones, no se trata de que estés revisando tu cuenta bancaria cada 5 minutos, tan solo tienes que emplear unos minutos una vez al día.

Esta revisión también será un refuerzo para que seas totalmente consciente de lo que gastas cada día.

 

Piensa en tu jubilación (14)

 

Este consejo se suele tener en cuenta, si se tiene en cuenta, cuando se acerca la edad de jubilación, y para entonces ya podemos ir algo tarde.

No pensar en la jubilación es uno de los mayores errores al organizar las finanzas personales, ya que, salvo desgracias, siempre termina llegando.

La ventaja de pensar desde muy joven en la jubilación, y emplear formas de inversión para acumular dinero para cuando llegue ese momento, es que te puedes beneficiar del efecto del interés compuesto.

Cuanto más joven empieces, más se notará el efecto del interés compuesto, que multiplicará tu dinero a largo plazo de forma exponencial.

Tan grande es el poder del interés compuesto, que puedes llegar a conseguir la libertad financiera o la jubilación mucho antes de la edad legal estipulada para alcanzarla, hay gente que lo ha logrado por tener en cuenta este consejo.

 

Piensa que pequeños ahorros suponen miles de euros a largo plazo (15)

 

Quizás pienses que para ahorrar poco mejor no ahorrar nada, pero esto es un gran error, ya que es muy importante ahorrar dinero siempre, aunque sea en pequeñas cantidades mensuales.

Por si no te has parado a pensarlo nunca tienes que saber que ahorrando 1€ al día en 20 años tendrías 7.300€, y si el ahorro fuese de 50€ al mes en 20 años habrías reunido 12.000€.

Esto sin invertir tu dinero, ya que en el supuesto de que invirtieras ese ahorro el efecto del interés compuesto haría que estas cantidades fuesen mucho más significativas.

Por tanto, ten siempre presente que pequeñas cantidades de dinero ahora suponen miles de euros en un futuro.

Salvo casos extremos, ¿Quién no puede ahorrar 1€ al día si se lo propone?

 

Paga en efectivo (16)

 

Pagar con tarjeta es muy cómodo, pero puede hacer que gastemos de más fácilmente. Pagando de esta forma puede que no seas consciente de lo que estás gastando en realidad.

Pagar en efectivo te permite tener un control absoluto sobre los flujos de dinero de tus cuentas, en todo momento sabes lo que estás gastando y lo que te queda. Sencillamente, si no puedes pues no compras.

 

Medita y retrasa la decisión de compra (17)

 

Es fácil dejarse llevar por el consumismo establecido en nuestra sociedad, pero es muy importante que no compres nada de forma impulsiva.

Si compras de esta forma puedes encontrarte con unos zapatos o ropa nueva en los que te has gastado un buen dinero y que no vas a llevar nunca.

Aunque te pueda parecer extraño esto sucede con frecuencia y lamentablemente no solo con zapatos o ropa, también con otros artículos o productos que suponen un mayor desembolso.

Si quieres que no te suceda esto, utiliza la regla de los 30 días para compras importantes, y por lo menos la de las 24 horas para compras más normales.

Para aplicarlas no debes comprar en el acto, y debes reflexionar si realmente necesitas comprar eso durante el periodo de la regla que utilices.

 

Planifica tu ahorro y no compres a crédito (18)

 

La costumbre de comprar a base de préstamos o créditos termina provocando deudas enormes por culpa de los intereses, y esto es un lastre tremendo para el buen funcionamiento de las finanzas personales o familiares.

Procura hacer una planificación con suficiente antelación para reunir el dinero que necesitas para pagar algo que quieres comprar, la repercusión en tus finanzas personales será muy positiva.

Por ejemplo, hay muchas personas que piden un préstamo o crédito para pagar las vacaciones, luego están un montón de tiempo devolviendo el dinero más los intereses, con lo que al final terminan pagando mucho más y gastando más de lo que debieran.

Planifica las vacaciones con tiempo y ahorra durante el año el importe necesario para pagarlas, así evitarás los intereses y gastar por encima de tus posibilidades.

Sería recomendable que esto lo aplicaras a cualquier compra que tengas o quieras realizar, incluso si se trata de algo más caro como puede ser la compra de un coche.

 

Trata de conseguir más activos y menos pasivos (19)

 

Todos los bienes en los que gastas tu dinero no tienen la misma condición ni el mismo efecto sobre tus finanzas personales. Esto tienes que tenerlo muy claro para conseguir buenos resultados al administrarlas.

Al comprar un bien, si éste te sirve para obtener ingresos, sería en este caso un activo. Por el contrario, si el bien que adquieres solo te supone uno o más gastos y no te aporta más dinero, entonces te encuentras ante un pasivo.

El ejemplo de un activo sería comprar una casa para alquilarla, siempre que obtengas ingresos suficientes para producirte un beneficio.

Por contra, al comprar un coche estás adquiriendo un pasivo, pues desde el primer día pierde valor. Por tanto, cada vez ese bien valdrá menos, y a esto hay que sumar todos los gastos que ocasiona tener y mantener un coche.

Cuando vayas a gastar piensa en si lo que adquieres es un activo o un pasivo. Gasta lo menos posible en pasivos y trata de hacerte con muchos activos, de esta forma conseguirás ahorrar dinero en grandes cantidades. Los activos te acercan a la libertad financiera.

 

Errores más comunes en las finanzas personales

 

Vamos ahora con los errores más importantes que evitarán que tus finanzas personales gocen de buena salud. Todos son muy importantes, pero el primero de ellos es clave en la organización de las finanzas personales.

 

Gastar más de lo que tienes y vivir de créditos(1)

 

Este es un error clave en la organización de las finanzas personales. Si no llevas ningún control de tus gastos, y gastas más de lo que tienes, tus deudas aumentarán progresivamente con el paso del tiempo, y éstas y sus intereses minarán tus finanzas personales.

Si tu deuda se hace muy grande se convertirá en un lastre tremendo para tus finanzas personales del que cuesta mucho tiempo y esfuerzo deshacerse.

Si ya tienes muchas deudas, no te preocupes se puede salir de ellas, pero debes establecer un plan para eliminarlas lo antes posible, si empiezas hoy mejor que mañana.

 

No hablar de la economía doméstica con tu familia (2)

 

Debes implicar a toda la familia en las finanzas familiares para que cada miembro sepa el valor del dinero y lo que puede o no puede gastar. Es bueno y muy recomendable que eduques en el ahorro a tus hijos desde muy pequeños.

Sirve de poco para las finanzas personales o familiares que un miembro se “apriete el cinturón” si otro o otros miembros del núcleo familiar despilfarran continuamente el dinero.

El plan financiero se debe establecer para toda la familia, por eso es muy importante que hables de ello con todos los miembros.

 

No ser consciente de lo que realmente es un crédito o préstamo (3)

 

Aunque todo el mundo sabe que los créditos y préstamos van acompañados de unos intereses, muchas de estas personas no son realmente conscientes de lo que este hecho supone.

Por ejemplo caemos en la trampa de comprar con la tarjeta de crédito sin pensar que el dinero no es nuestro, si no que nos lo están prestando. Luego lo devolveremos pero casi sin ser conscientes de que a ese dinero habrá que sumar los intereses, que además son altísimos.

Se tiende solo a decidir si se puede pagar la cuota mensual de un préstamo o no, sin tener en cuenta lo que vas a terminar pagando de más por los intereses. Esto es un error ya que las cantidades pagadas en concepto de intereses son altísimas en la mayoría de los casos.

 

Pensar que tu sueldo no te permite llegar a final de mes (4)

 

Hay casos ciertos de personas cuyo sueldo no les permite llegar a fin de mes porque ya no pueden reducir ningún gasto más, para este supuesto la única solución es buscar una segunda fuente de ingresos.

Pero en muchas ocasiones, personas que tienen la creencia de que su sueldo no les da para ahorrar, simplemente lo que les sucede es que no se han detenido nunca a administrar sus finanzas personales de forma correcta.

Suponiendo que éste sea tu caso, casi seguro que si pruebas de verdad a reducir gastos en cosas prescindibles, verás como te sobra dinero cada mes, y comprobarás como tu sueldo si te da para llegar a fin de mes e incluso para ahorrar.

 

No pensar en la jubilación (5)

 

Como hemos visto en los consejos anteriores, ir ahorrando dinero para la jubilación es muy importante, y además si empiezas de joven e inviertes bien puedes alcanzar la libertad financiera y jubilarte mucho antes de la edad estipulada legalmente para ello.

Pero hay una razón que no te he comentado y que es muy importante para que pienses en guardar dinero para tu jubilación.

Por distintas razones, el sistema público de pensiones en España no puede sostenerse como tal en el futuro. O no habrá pensiones o las que haya serán de importes mucho menores que las de la actualidad.

Si quieres puedes pensar que es imposible y que seguirán existiendo exactamente igual que en la actualidad, tu sabrás.

Solo tienes que seguir las noticias para darte cuenta que el deterioro de las pensiones ya ha comenzado. Cada vez alargan más la edad de jubilación, con mayores penalizaciones por jubilarte antes de la edad y con requisitos más exigentes para acceder a ellas.

Por supuesto todo esto repercute en el importe de las pensiones, que es cada vez menor.

Creo que te he dado una buena razón para que empieces a pensar en tu jubilación desde hoy mismo, está en tus manos vivir económicamente mejor o peor los últimos años de tu vida.

 

No invertir (6)

 

Como ya sabrás a estas alturas, la inflación hace que tu dinero pierda la mitad de su valor cada 25 años. Por tanto, puedes estar ahorrando pero perdiendo mucho dinero por el camino si no inviertes bien.

Por eso es un gran error no invertir para administrar correctamente tus finanzas personales.

Como mínimo tienes que tener tus ahorros invertidos en algo que te proporcione un interés igual a la inflación, para no perder ni ganar.

Puedes utilizar inversiones de bajo riesgo que te proporcionen esos intereses para por lo menos salvar el efecto de la inflación, pero como mínimo tendrías que tratar de invertir de esta forma para que tu dinero no pierda valor.

Invirtiendo de forma adecuada, puedes obtener mejores resultados multiplicando tu dinero sin asumir un riesgo muy alto.

En mi opinión tengo que citar de nuevo a los robo advisors como mejor opción para ello, siempre que inviertas a largo plazo. En el corto plazo es más fácil perder dinero.

 

Conformarse con una sola fuente de ingresos (7)

 

Hay muchas personas que no ahorran nada, pero como su sueldo les da para vivir se conforman con eso. Esto es un error, porque como hemos visto, el ahorro es fundamental para administrar correctamente las finanzas personales.

Si no da para ahorrar, hay que buscar segundas fuentes de ingresos que se adapten bien a ti, y una buena opción son cualquiera de los ingresos pasivos que existen. Sobre todo si tu primera fuente de ingresos requiere de tu presencia física.

Incluso para aquellas personas que ya consiguen ahorrar cada mes, también es recomendable buscar otras fuentes de ingresos adicionales, puesto que de tenerlos supondrían dar un gran impulso a sus finanzas personales.

 

No tener objetivos o metas financieras (8)

 

Administrar tus finanzas personales sin establecerte unos objetivos y metas financieras es como si te subes a un barco y empiezas a navegar sin tener un rumbo marcado, ¿a dónde llegarás? quién sabe cuál será tu destino.

Para organizar de forma correcta tus finanzas personales no vayas sin rumbo y márcate unos objetivos financieros, tanto a largo como a medio y corto plazo.

 

No tener en cuenta los gastos hormiga (9)

 

Me refiero a no tener en cuenta los pequeños gastos recurrentes evitables, de los que podrías prescindir fácilmente si te lo propones.

Estos gastos pueden marcar la diferencia entre no conseguir ahorrar, o conseguirlo cada mes solo prescindiendo de ellos.

Una cerveza o un café no suponen un gran gasto, pero si se toman habitualmente pueden suponer un gasto importante. Si a estos les sumamos otros gastos hormiga el importe va aumentando sin parar y sin casi darte cuenta.

Si no consigues ahorrar nada, prueba a eliminar o reducir estos gastos, el resultado te sorprenderá gratamente.

Bueno, hemos llegado al final de la guía y te doy las gracias por llegar hasta aquí. Espero que te haya aportado información nueva y lo más importante, que te sirva para comenzar a organizar o mejorar tus finanzas personales.

Anímate, estoy convencido que, si sigues los pasos y consejos y evitas los errores que te he comentado en esta guía, tus finanzas personales funcionarán a la perfección.

Si quieres completar la información que te he proporcionado en este artículo, tienes la posibilidad de ampliarla con algo que me ayudó a cambiar mi situación económica radicalmente. Se trata de este curso para controlar tus finanzas, eliminar tus deudas y ahorrar dinero, no te preocupes porque si aplicas solo algunas de las cosas que enseña en muy poco tiempo recuperarás el dinero. Es sencillo, emplea un montón de ejemplos prácticos. A mi me sirvió para sanear mis finanzas personales, y establecer mi estrategia de ahorro y de eliminación de deudas definitiva.

Un saludo y ¡Hasta la próxima!

Nota Final: El artículo contiene enlaces de afiliación que me pueden proporcionar un incentivo. Si utilizas alguno de ellos quiero decirte que gracias por contribuir al mantenimiento de esta web. Aunque me proporcionen un beneficio, ten plena seguridad de que no promocionaría nada que no considerara realmente interesante para los lectores de mis artículos.

 

[votos: 7 / valoración: 5]

ENCANTADO DE QUE ME SIGAS EN

500Seguidores
5Seguidores

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Antes de que dejes tus datos en los comentarios te informo sobre su tratamiento:

  • Responsable: José Luis Monge Barcelona.
  • Finalidad: el correcto funcionamiento del sistema de comentarios, no empleándose tus datos para fines distintos a éste.
  • Legitimación: mediante tu aceptación.
  • Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de ObjetivoDinero.com)/ver política de privacidad de Webempresa. Los campos marcados como obligatorios son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema de comentarios, si no los rellenas adecuadamente no podré atender tu solicitud.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@objetivodinero.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad de ObjetivoDinero.com

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad de ObjetivoDinero.com *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ENCANTADO DE QUE ME SIGAS EN

500Seguidores
5Seguidores

Únete gratis a mi lista y no te pierdas nada

Consentimiento

Tu suscripción se ha realizado con éxito!!!